VESTIMOS PAREDES
Una persona práctica ve en una pared blanca un espacio puro, un estado ideal. Para un niño una pared en blanco representa básicamente un área vacía. Para un artista en cambio, ver una pared vacía es como estar frente a un lienzo en blanco. Un universo irresistible donde puede proyectar infinitas posibilidades para darle forma.
En Lirolhaus acompañamos a nuestros clientes a repensar los  espacios a través de la intervención de sus paredes; como aquel pintor que por medio de su voluntad, decisión y riesgo expresa sus emociones y las convierte en una pieza de arte.



...
¿Quieres ver y conocer nuestro trabajo?
Síguenos en:

Instagram                               Facebook